Todo por amor, nada por la fuerza

Anuncios

Con el ánimo de fortalecer la cultura preventiva, Stella Maris ha preparado diferentes métodos de contingencia, como estrategias precautelarías en caso de un tsunami, la cual permitirá una evacuación rápida y segura de todos los estudiantes. Todo esto mediante el conocimiento de la ubicación geográfica del plantel, para lo cual se ha recabado toda la información y elementos necesarios trabajados con los docentes para proceder correctamente en caso de desastres naturales.
El objetivo de ésta actividad es capacitar a los niños mas pequeños de la institución y a las personas más vulnerables sobre cómo deben comportarse y qué hacer, guindándolos por las veredas y sitios seguros hasta ubicarlos en el punto de encuentro previsto en la calle 14 para lo cual participarán estudiantes del segundo y tercero de bachillerato.

La evacuación del resto del estudiantado se llevará a cabo utilizando las puertas referentes que se encuentran enumeradas de manera que simultáneamente puedan estar a buen recaudo en caso de presentarse alguna situación de ésta magnitud.

 

 

Una de las ventajas de esta acción preventiva es que quienes forman parte de la Unidad Educativa, conozcan el procedimiento impartido en las capacitaciones y simulacros que se realizan periódicamente, siendo su objetivo llamar a la calma y guiarlos (mediante señaléticas, materiales de logística, megáfonos) para salvaguardar la integridad del estudiante frente a un evento de esta naturaleza.

A raíz del terremoto del pasado 16 de abril, se han establecido enlaces cada vez más cercanos dentro de la población, en especial junto a las personas afectadas con dicho acontecimiento, por lo cual no sehan hecho esperar los gestos de
solidaridad por parte del “Stella Maris”

Los estudiantes de 3°BI dirigidos por la Ing. Valeria Sandoval, Coordinadora del PD, llevaron a cabo visitas a varias comunidades, como Las Lagunas y Aguas Nuevas, cerca de la parroquia La Pila, con el fin de llevar momentos de esperanza a dichas zonas rurales.

Dicho programa también contó con el apoyo de la Lic. Ruth Coello, el Lic. Darío Zambrano y los padres de familia, en donde se brindó un refrigerio y la donación de juguetes a los niños.

Así mismo los estudiantes de 3° BI se mostraron prestos para compartir un programa por el día del niño e inauguración del nuevo año lectivo que se efectuó el día lunes 04 de julio en la Unidad Educativa Pedro Fermín Cevallos, en donde se llevaron a cabo varias actividades artísticas, musicales y dinámicas en donde una vez más
llevaron un mensaje de esperanza y a cambio obtuvieron cientos de sonrisas.

Por: Romina Montalvo G.
Tercero “B”

En la mañana del 21 de septiembre Eireen se levantó de su cómoda cama, nada en su vida era difícil en el aspecto material nada le faltaba, todavía con sueño se vistió rápidamente con su uniforme escolar, después de un divertido desayuno salió de su casa partiendo a la escuela, llegó a su primera clase y la profesora de ciencias naturales les dijo a sus alumnos “feliz día de la paz” todos sonrieron, agradecieron y comenzaron a hablar sobre ese día, para Eireene todos los comentarios que hacían eran insignificantes pues ella tenía una duda … ¿Qué era la paz?. A sus 6 años de vida Eireene había escuchado sobre esa palabra… paz, pero nunca entendió su significado, sabía que algunos la relacionaban con una paloma blanca o con un día soleado, pero en realidad nunca había entendido el porqué de su importancia, así que con valentía le preguntó a la profesora el significado de paz; la profesora se rio y respondió con una simple palabra: “tranquilidad”, eso no convenció mucho a Eireene. La clase siguió con normalidad hasta que una asistente tocó la puerta, le susurró algo a la profesora que los demás no pudieron escuchar, la mayor de los estudiantes tenía una cara de susto, trató de ocultarla e hizo que todos en el aula la siguieran, luego los llevaron a un lugar subterráneo y oscuro, Eireene estaba asustada no sabía qué pasaba, de un momento a otro se empezaron a escuchar fuertes estruendos provenientes de la superficie que hacían llorar a todos los que estaba en el lúgubre lugar, todos se horrorizaron incluyendo a Eireene quien no sabía lo que estaba pasando.
Después de los impactos, y después de un largo tiempo los padres vinieron a retirar a sus hijos, la madre de Eireen con lágrimas en sus ojos logró abrazar a su pequeña. Al salir del lugar, Eireen vio un panorama oscuro, el cielo estaba cubierto por cenizas y un intenso olor a sulfuro, se dio cuenta que los edificios que rodeaban la escuela estaban en ruinas y quiso escapar de ese lugar, quería ir a su casa, su madre la abrazó entre sollozos y comenzó a llorar desconsoladamente. Ambas se fueron en un auto militar a un “campo de refugiados”.
En el camino Eireene se sumergió en sus pensamientos:
– ¿Acaso este no es el día de la paz? -pensó mientras lloraba-
– ¿acaso paz no significa tranquilidad?… ¿felicidad?”
Las preguntas se hacían eco a medida que transitaba por todo ese camino lleno de carpas desgastadas. En una de ellas estaba Eireene y su madre y junto a ellas una pareja de esposos y un bebe que no paraba de chillar en todo el día. La impotencia de Eireene crecía cada vez más, tanto, que quería huir de ese lugar y en un abrir y cerrar de ojos encontrarse en el dormitorio de su casa o comiéndose el delicioso almuerzo que su madre habría preparado, anhelaba poder dormir en su suave cama rodeada de peluches… Su madre observó su rostro perdido en la penumbra de la melancolía, entre la felicidad del pasado y la tristeza del presente, se dispuso a abrazarla y consolarla, la arrulló entre sus brazos cantándole una canción de cuna. La niña se sintió tranquila, se sintió en paz.
La paz no se evidencia en los escenarios y los espacios llenos de felicidad, sino en la tranquilidad interna que se puede transmitir. El permanecer tranquilo a pesar de todo el desastre que existe a tu alrededor… esa es la verdadera paz.

Nube de etiquetas