Todo por amor, nada por la fuerza

No es cuestión de prohibir el aborto o no, es cuestión de acabar con las razones que llevan a aquello.

El ser humano tiene libre control sobre sus acciones y únicamente prohibiendo el aborto no vamos a lograr que algunas mujeres dejen de abortar, solo haremos que sea un proceso más inseguro.

Por otro lado, darle legalidad al aborto lo único que causará sería la permisión a acabar con una vida futura. Esto no resolverá los problemas de los embarazos no planeados o deseados.

Ahora, aquel niño en el vientre no es para nada culpable y en algunos casos la mujer tampoco, ¿Entonces a quién le echamos la culpa?

En el 2014 el Código Orgánico Integral Penal aprobado por la Asamblea Nacional del Ecuador tipificó al aborto como un delito contra la libertad, pero de esta forma únicamente se está respondiendo a otros intereses, además de que la ley muchas veces criminaliza a la mujer, dejándola vulnerable en muchos casos y privándola de su propia libertad, puesto que el mismo Código Penal también penaliza a embarazadas a causa de una violación sexual las cuales no pueden acceder a abortos legales y podrían recibir penas de hasta dos años de prisión si recurren a esta práctica.

Si así es como piensa el gobierno, qué se va a solucionar este problema, esto nunca va a acabar. El verdadero inconveniente recae en la falta de conocimiento, la inmadurez o hasta el mismo morbo de las personas sobre el hecho de lo que verdaderamente es tener una relación sexual. Y eso se debe aprender desde las escuelas.

La educación sexual en el país continúa siendo un tema de discusión permanente y aunque han surgido iniciativas para que se imparta la enseñanza de temas en sexualidad el enfoque que se está tomando es muy conservador y hasta subjetivo. Se piensa que se está atentado a la salud integral de las familias y de la sociedad ecuatoriana pero lo que en realidad está pasando es que se está tomando a la sexualidad y al sexo como un mito más a través de los jóvenes.

El Estado tiene que replantearse una estrategia educativa para combatir los embarazos no deseados basándose en la evidencia científica y al mismo tiempo tratando el tema de la violencia sexual, para que se deje atrás de una vez por todas el tabú y el poco conocimiento de lo que significa traer al mundo a un nuevo ser.

Realizado por:
Nicole S. Molina 3ro “A”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: