Todo por amor, nada por la fuerza

Crónica de una justa victoria

cro1

Todo inició como por la segunda semana del mes de Agosto de este año, no logro recordar la fecha exacta; pero de lo que sí estoy segura es que todas teníamos un objetivo en mente. Este fue el camino hacia nuestra gran experiencia.

Recuerdo bien, que todos los Colegios de Manta que disputarían el título de campeón en los intercolegiales, dieron lo mejor de sí en cada encuentro. Pero nosotros entregando el corazón en la cancha, conseguimos una victoria justa y merecedora por nuestros sacrificios, con un marcador de 35- 25 ante el Colegio Nacional Manta. Ese día me sentía totalmente dispuesta a dar todo lo posible en ese partido de básquet inferior de mujeres y dejar en alto el nombre de mi Colegio.

El día en que disputamos el puesto de Campeón Escolar Intercantonal en Portoviejo, fue otro buen momento;  jugando el primer partido ante un colegio de Jipijapa no tuvimos mayor dificultad, una vez más nuestro marcador doblaba el del equipo contrario.

Era tan emocionante ¡No podía creerlo! Nos acercábamos más…

El siguiente partido fue al día siguiente; eran eso de las 15h00 PM y ya estaba calentando y preparándome para el encuentro con Portoviejo; todo estaba ya bajo presión cuando nos dijo nuestro entrenador que esa era la final y que ese sería el partido decisivo; sentí como escalofríos y un brusco dolor en la parte baja de mi abdomen, eran los nervios conjugados con las emociones.

En un abrir y cerrar de ojos, de un momento a otro nos vimos saltando de alegría pues, habíamos ganado nuevamente, y aunque fue un partido muy reñido que ganamos con una sola canasta me sentía feliz, hubieron muchos momentos que estuvieron a punto de alcanzarnos pero no nos dejamos ni que nos pasaran, ni que nos empataran, siempre fuimos primero, y con mucha felicidad regresamos a casa.

¡Fue algo Increíble! Representaríamos a Manabí. Nuestros triunfos y victorias iban creciendo cada día más y más.

Semanas después ya en el mes de Septiembre se dio la apertura de los Nacionales, jugando nuestro primer partido representando a Manabí contra Galápagos, a las 08h00 AM  nos esperaba, la cancha aunque no en muy buen estado, pero eso no fue obstáculo para volver a ganar, aplastamos al otro equipo por más de 20 puntos.

El mismo día volvimos a jugar, pero esta vez frente a Esmeraldas aproximadamente a eso de las 17hOO PM. En ese partido tengo presente todavía que una de las jugadoras agredió física y verbalmente a mi compañera; fue un partido fácil pero a la vez violento. Las emociones ya estaban invadiéndonos a todas las jugadoras, y muchas fueron presa fácil de los nervios, presiones y frustraciones. Pero mi equipo, jamás bajó la guardia, ni la misión más importante, la del corazón y las ganas.

La siguiente serie de partidos también fueron conquistas obtenidas de nuestra parte: Contra Azuay (67-51),  Los Ríos (64-52), faltaban 6 segundos para acabar el partido y mis padres me habían estado observado; recuerdo que me gritaron: – ¡saca y lanza! , estaban todas marcadas menos yo  y pedí el balón lancé con fuerzas de la línea de 3 y el balón dio dos vueltas al anillo y salió;  le grité a mi compañera – ¡Valentina rebote!, cogió el rebote y encesto la última canasta.

Ese partido fue verdaderamente emocionante, contentas de que habíamos pasado a la final; pero con nervios porque el partido final era la misma noche, contra Guayas, un equipo fuerte.

Aun tengo presente los gritos y palabras por parte de mi entrenador Terry Pino; pero vale destacar que todas esas palabras nos dieron fuerza, motivación e impulso para que el equipo saliera a la cancha a ganar.

Y así sucedió, aunque mis compañeras no estaban seguras; habíamos ganado por 8 puntos, claro fue un partido muy apretado. Nunca olvidaré esa noche cuando el entrenador nos dijo por primera vez que nosotros hemos sido el mejor equipo de mujeres que él había tenido en toda su carrera, llorando de la alegría le dimos un gran abrazo!

Esas imágenes quedaran grabadas en nuestras memorias al ser parte de este triunfo que no solo enorgullece a mi querido “Stella Maris” representante del país entero sino a nuestras familias y a nosotras mismas pues, hemos aprendido que cuando nos esforzamos y  tenemos en mente que sí se puede, ese trabajo en equipo nos llevará a la victoria, una victoria  hacia “LOS XVII JUEGOS ESCOLARES SUDAMERICANOS BRASIL-NATAL 2012”.

cro2

POSDATA: Hace poco regresamos con la satisfacción de haber conseguido 
el cuarto lugar entre 12 países y sus respectivas
 delegaciones. ¡Stella Maris y Ecuador, lo máximo!      

Por: Melanie Reyes

10mo “A”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: