Crónica de los Deportes

Había una vez en una nueva edición de las olimpiadas estudiantiles del Stella Maris todos los estudiantes estaban ansiosos por jugar y ganar una medalla.

Mi curso el 10mo “B” nos sentíamos orgullosos por el nivel mostrado de mis compañeros. Yo no hacía mucho deporte pero era seleccionado en voleibol y tenía las esperanzas de ganar  una medalla.

Todo comenzó con atletismo fue todo un éxito. Todos los cursos dieron lo mejor de sí cada uno con un representante en cada categoría por su puesto 8vo contra 8vo; 9no contra 10mo y los bachilleratos respectivamente.

Recuerdo bien que gracias a Antonella, Jimena, Anacleta y José conseguimos ganar en posta y en 100 metros planos.

En básquet no nos fue tan bien los rivales fueron la diferencia. 9no nos jugó un partido increíble aplastándonos 54 a 21. Todos nos sentimos amargados.

Bueno llego vóleibol; como estábamos amargados por la vergüenza que pasamos en basquetbol quisimos demostrar nuestro mejor potencial, así que cuando jugamos nuestro primer partido con 10mo A todo nos salió de maravilla.  Jugué el primer set y lo ganamos, el segundo Salí por decisión propia ganamos el partido fue una victoria justa y bella.

El segundo partido todo nos salió mal perdimos por nuestros errores pero de todas formas alcanzamos  ir a la final para conseguir el título.

Llego el gran día mis compañeros no se sentían muy seguros sabia que debía de motivarlos. Saltamos a la cancha comenzamos nerviosos temíamos perder de nuevo pero yo no me deje, así que comencé sacando, hice un extraordinario punto gracias a mi bello saque eso nos motivó  y  así conseguimos  bastantes puntos.

En el segundo set tuve una pequeña lesión en el brazo derecho y tuve que salir, en la banca desesperado porque ganará mi equipo  deseaba entrar pero me dolía mucho el brazo.

Mis amigos no sabían que hacer y no jugaban de manera correcta. No me quedo otra opción que levantarme y hacer mi mayor esfuerzo; entré y comenzamos a recuperarnos y a ganar confianza estábamos a punto de perder pero alcanzamos a empatar al final me tocaba sacar y no podía hacerlo porque me había lastimado, pero hice mi mayor esfuerzo con el dolor de mi alma y saque el tiro,  ese tiro  fue el punto ganador en ese momento me sentí un triunfador y todos me alzaron y gritaron mi nombre fue un día glorioso y me eligieron el jugador del campeonato y creía que nunca iba a pasar realmente pasó y gane una medalla.

Por: Jordy Toro

 

Anuncios
de stellamarisdigital Publicado en Noticias